¡Esta marca quiere tu ropa vieja! – ExpokNews

¡Dale una segunda oportunidad a las prendas que ya no utilizas con esta iniciativa!

¡Todos! ¡Absolutamente todos! Hemos encontrado un calcetín sin su par en el cesto de la ropa sucia o en un rincón de nuestro de cajón y con suerte a este despechado y solitario calcetín, le daremos una segunda oportunidad como trapo para sacudir o como títere en algún proyecto escolar pero otros simplemente terminan en la basura.

Si juntáramos todos los calcetines del mundo, que se quedaron sin su pareja y terminaron en el vertedero, bien podríamos hacer toda una nueva colección de ropa.

Las prendas que decides tirar irresponsablemente en la basura, tienen un impacto negativo para el ambiente y otros recursos naturales. Tan solo en Reino Unido se tiran más de dos millones de toneladas de ropa y en Estados Unidos aproximadamente 12, 4 millones de toneladas de prendas que generan emisiones negativas en el ambiente.

Para crear tu pantalón de mezclilla o ese suéter favorito se utilizan más de 100.000 químicos y la mayoría de ellos terminan en ríos de agua limpia, también se utiliza irresponsablemente la energía y otros recursos naturales.

Cuenta la leyenda que cada que adquieres una prenda nueva, debes donar una de tu clóset o darle una segunda vida, lamentablemente la mayoría de las personas prefieren tirarlas directo al bote de basura, que buscar un centro de acopio.

Con el cambio climático amenazando la vida del planeta Tierra, el mundo de la moda está creando iniciativas que ayuden a reducir su impacto en el ambiente. Algunas han optado por crear sistemas para rentar pantalones, otras utilizan hasta el último pedazo de tela y otras marcas hasta mezclan las flores marchitas con estas prendas viejas para crear nuevas.

Muchas de esta marcas están comprometidas con la responsabilidad social, lamentablemente las empresas que más consumimos pertenecen a la moda rápida y este tipo de prendas no son elaboradas de manera sustentable.

¿Qué es la moda rápida?, ¿por qué es tan odiada?

La moda rápida, también conocida como “fast fashion”, se refiere a un fenómeno de producción masiva que va en aumento a la misma velocidad que las tendencias.

Este modelo de consumo genera diferentes colecciones de ropa que van acorde a las nuevos estilos, la mayoría de estas prendas se crean en países en vías de desarrollo, y los colaboradores de este tipo de industria tienen un sueldo muy bajo, largos horarios de trabajo y una calidad de vida y laboral deplorable.

Además de las condiciones en las que tienen a sus colaboradores, la moda rápida aunque es de las que más se consumen, también es la mas odiada, ya que desperdician y explotan los recursos naturales.

Muchas marcas de moda rápida no sólo hacen daño al medio ambiente, también comparten y crean estereotipos en una época donde existen personas que están uniendo esfuerzos para romper con todas esas barreras que impiden crear un mundo más inclusivo y diverso.

Sin embargo otras compañías pertenecientes a este modelo de consumo están optando por cambiar sus métodos de producción y de negocio por uno más sustentable.

¿Cómo crear un mundo más verde?

Una de las marcas que no sólo se esta preocupando por hacer de sus campañas y línea de ropa más inclusivas, sino que esta dejando una huella amigable con el ambiente es H&M.

Ya tiene tiempo que la empresa lanzó un campaña cuyo objetivo es generar conciencia sobre el consumo de ropa y desde el 2013, la empresa ha recolectado ropa vieja para darle una segunda oportunidad.

Trae las prendas que ya no quieras; de cualquier marca y en cualquier estado. Nos aseguraremos de darles buen uso.

En cada una de las tiendas de H&M alrededor del mundo, se instaló un contenedor donde los clientes pueden depositar sus bolsas de ropa vieja, las cuales serán enviadas a grandes fábricas en donde les darán una nueva oportunidad.

Cada una de las piezas recogidas se clasificará en más de 350 categorías; las que están en buen estado y que aún se puedan utilizar, serán distribuidas mundialmente como artículos de segunda mano.

Las demás prendas que no puedan reutilizarse se trasformarán en otros productos como paños de limpieza y otro tipo de productos que puedan servir en el medio industrial, automovilístico o de construcción.

Algunas prendas se vuelven a tratar para convertirlas en fibras textiles. Durante este tratamiento no se desperdicia nada, ni el metal, ni los botones y muchos menos las cremalleras, se aprovecha hasta el último pedazo de tela para suministrar el material a otros sectores como las compañías encargadas de hacer cartón.

¡La marca ha creado 500 piezas únicas a partir de mezclilla usada!

Las prendas que se muestran en la imagen anterior están elaboradas de un 20% a 30% de fibras recicladas. Una de las metas a largo plazo de la compañía es elaborar ropa con el 100% de algodón reciclado.

Actualmente la marca ha obtenido más de 40 mil toneladas de ropa y se espera juntar 25 mil cada año y para celebrar ese logró, la marca lanzó un video para la campaña “Bring It On“, en colaboración con Crystal Moselle.

En él puedes ser testigo del logro de esta recolección de ropa y como cada una de las prendas está siendo sometida de manera sustentable para darle una nueva oportunidad y alejarlas del vertedero.

¿Crees que es una buena iniciativa por parte de la marca? ¡Compártenos tu opinión!

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.