Juez ordena suspender el proyecto arquitectónico en tercera sección del Bosque de Chapultepec – ExpokNews

Las autoridades no podrán hacer obras en el predio que ocupa el exparque acuático El Rollo, en Chapultepec, mientras no concluya el juicio de amparo promovido por vecinos de la zona.

El juez tercero de Distrito en materia adminstrativa, Martín Adolfo Santos Pérez, ordenó el martes 20 de diciembre de 2016 la suspensión del proceso de selección de proyectos arquitectónicos para el predio que ocupa el exparque acuático El Rollo, ubicado dentro de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, lo que obliga a las autoridades capitalinas a dejar dicho terreno intocado, mientras no concluya el juicio de amparo promovido por vecinos de la zona en contra de la obra.

Dennise Stevens, habitante y representante del Comité Vecinal de la colonia Lomas Virreyes –aledaña al Bosque de Chapultepec–, informó en conferencia de prensa que su comunidad decidió iniciar este juicio de amparo indirecto, al considerar que las autoridades capitalinas violaron distintos derechos humanos comunitarios, al emprender el proceso para la construcción de una obra, sin dialogarlo con los habitantes de la zona.

Los derechos que consideraron violados son el derecho a la consulta a las comunidades afectadas por la obra; el derecho a la información (ya que la ciudadanía no fue enterada sobre el impacto de este proyecto); el derecho a un medio ambiente sano; el derecho a la protección de la salud; y el derecho a que en todo acto de gobierno prive el criterio de interés superior de la niñez.

Tras valorar estos argumentos de los vecinos de Lomas Virreyes, el juez Martín Adolfo Santos determinó que “ante la posible afectación del derecho a un medio ambiente sano”, resulta “irrelevante” que la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México “tenga como propósito el desarrollo de un proyecto en beneficio de la comunidad” y, por lo tanto, es “necesario paralizar la convocatoria”.

Como se recordará, el gobierno de la Ciudad de México publicó el pasado 28 de octubre una convocatoria, en la que invitó a todos los interesados a presentar proyectos arquitectónicos de índole cultural y recreativo, de entre los cuales sería elegido uno para ser construido en el terreno que ocupa el ya clausurado parque acuático El Rollo, medida contra la que los vecinos promovieron el juicio de amparo indirecto.

El pasado lunes, un día antes de que el juez Santos Pérez determinara la suspensión de este proyecto arquitectónico, en tanto concluye el juicio, en distintos medios de comunicación se acusó al representante vecinal de Lomas Virreyes, Dennis Stevens, de encabezar “intereses oscuros” que “intentan frenar el rescate del Bosque de Chapultepec”.

Por ello, el representante vecinal aclaró que ningún habitante de Lomas Virreyes se opone al rescate de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec: “Quiero ser muy claro –subrayó Stevens–: no estamos frenando el rescate del bosque, sino que estamos metiendo una pausa a una convocatoria a la que le falta transparencia y participación ciudadana”.

El representante vecinal recordó que la vocación legal de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec es la de ser un “bosque urbano”, y a pesar de ello las autoridades decidieron destinar el predio de El Rollo para el desarrollo de un proyecto arquitectónico, en vez de restaurar ambientalmente ese terreno y reintegrarlo a la zona boscosa.

Según las autoridades capitalinas, el entre privado que opere el desarrollo arquitectónico que impulsa en este predio tendría la obligación de restaurar ambientalmente 90 hectáreas de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec.

Sin embargo, Stevens destacó que toda acción de recuperación de esta sección del bosque debe iniciar por el establecimiento de un Plan Maestro de Manejo, que hasta la fecha no existe.

El representante vecinal de Lomas Virreyes fue acompañado en la conferencia de prensa por vecinos de las colonias Polanco, San Miguel Chapultepec, Loma Hermosa y Ampliación Granada, así como por Mónica del Villar y Luz Emilia Aguilar Zinser, integrante y ex integrante respectivamente del Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec.

Mónica del Villar subrayó que los integrantes del Consejo Rector Ciudadano tienen la obligación de “salvaguardar el bosque y escuchar las demandas ciudadanas (…) Y quiero enfatizar que todos buscamos restablecer la Tercera Sección del Bosque”, pero este proceso debe darse respetando “su vocación primordial, que es la ambiental: queremos un bosque urbano que sea modelo del siglo XXI”.

A su vez, Luz Emilia Aguilar Zinser, quien concluyó el mes pasado su periodo como integrante del Consejo Rector Ciudadano, destacó que desde su creación, este órgano civil ha mantenido el criterio de devolver a la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec todos aquellos fragmentos que le han sido desprendidos, conforme las concesiones de dichos espacios han ido venciendo.

Por ello, denunció, es “sorprendente” que la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México emprendiera a finales de octubre este proceso de asignación del terreno a un particular, haciéndolo con tal “premura” que resulta “irresposable”, dada la importancia ambiental de Chapultepec.

“La demanda de que la Tercera Sección se mantenga verde tiene bases científicas –señaló Aguilar Zinser–: en esta zona está el último reducto de barrancas, junto con Tecamachalco, de la Ciudad de México, aunque las barrancas de Chapultepec están mucho más libres de urbanización, y como sabemos, la Ciudad de México está al borde de una gran crisis por falta de agua, y las barrancas son fundamentales para la recarga del acuífero, para el correcto desagüe pluvial, para la estabilidad de los suelos, y para la calidad del aire”.

Enrique de la Rosa, vecino de San Miguel Chapultepec, resumió la gravedad del tema, con el siguiente ejemplo: “La Ciudad de México es como un ser humano. Si dañas el pulmón de un ser humano, es de una gravedad similar a dañar el Bosque de Chapultepec, porque es el pulmón de la ciudad. Es más importante recuperar un pulmón, que irnos a divertir”.

Aunque la suspensión del proyecto arquitectónico en Chapultepec fue ordenada por ej juez Santos Pérez es “definitiva” en tanto se llega a una determinación final en el juicio de amparo indirecto, dicha decisión puede ser impugnada por las autoridades capitalinas y, eventualmente, puede revertirse.

Sin embargo, aclaró el abogado Gustavo García, quien brinda acompañamiento legal de forma solidaria y gratuita a los vecinos de Chapultepec, aún si un Tribunal Colegiado decidiera revocar la suspensión, eso tardaría varios meses y, en el mejor de los casos, la suspensión puede durar todo el tiempo que tarde el juicio de amparo, el cual, confió, terminará con la orden definitiva de total cancelación del proyecto arquitectónico.

Acerca del autor

ExpokNews