Iñaki Urdangarin, yerno del rey Juan Carlos de España, usó una fundación para niños discapacitados al evadir dinero a Belice

Estimated reading time: 2 minutes

Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres emplearon una fundación de ayuda a niños discapacitados creada y controlada por ellos para evadir al paraíso fiscal de Belice parte del dinero recaudado por procedimientos presuntamente ilegales en administraciones y empresas privadas.

La Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) -destinada a la ayuda de niños marginados, discapacitados y enfermos de cáncer- es la propietaria al 99% de la empresa De Goes for Stakeholder, de la que se sirvió el dúo Urdangarin-Torres tanto para engañar a la Hacienda española como para llevarse fondos públicos a Belice.

“Queremos realizar una contribución a la mejora de la sociedad”, rezan los estatutos fundacionales de FDCIS, “mostrando cómo la cultura y el deporte pueden ser magníficos instrumentos para lograr la integración social de colectivos desfavorecidos”. En dichas actas constituyentes, esta entidad establece que, al igual que el Instituto Nóos, “es una entidad sin ánimo de lucro”.

Sin embargo, esta entidad se dedicó, además de a organizar cursos de vela y otras actividades para niños con problemas, a ostentar la mayoría accionarial de la tapadera internacional que Urdangarin y Torres emplearon para vaciar las arcas del Instituto Nóos y evadir impuestos a través de un entramado societario. La sede de FDCIS ya ha sido registrada por orden del juez José Castro en el marco de la denominada ‘operación Babel’.

Tal y como han dejado por escrito los colaboradores directos del duque de Palma, fue urdido un entramado societario con vistas a los millonarios contratos firmados con la Comunidad Valenciana y Baleares. Urdangarin y Torres llegaron a introducir en este sistema al menos 650.000 euros de las arcas de Nóos que salieron de esta entidad como pago a De Goes en forma de “asesorías” ficticias.

El juez Castro llega a esta conclusión tras comprobar que “en las abundantes hojas manuscritas” confiscadas aparecen continuamente las iniciales “I.U.” y “D.T.” como los “beneficiarios” finales de los fondos defraudados.

Fuente: Elmundo.es
Por: Esteban Urreiztieta
Publicado: 14 de diciembre de 2011.

Comments


No hay comentarios.

Deja un comentario