Erupciones contaminantes

Tiempo estimado de lectura: 0 minutes, 48 seconds Less than a minute

Dos exposiciones en América del Sur, lideradas por investigadores del consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), estudiaron las repercusiones de las cenizas derivadas de las erupciones de algunos de sus volcanes como el Chaitén (2008), en Chile.

Este proyecto analizó un depósito de ceniza concreto para determinar cuál fue su impacto en el medio ambiente, a través de la simulación de ese proceso geoquímico, para ver qué ha pasado en erupciones anteriores y prever el impacto en las futuras.

El trabajo modela el proceso de dispersión de las cenizas en el agua, que es el mayor problema. Los componentes mayoritarios de las cenizas volcánicas son sulfato, cobre y antimonio, elementos que alteran el PHy la sanidad del agua.

Algunos como el calcio y el hierro, pueden ser benéficos en sistemas de nutrientes. Otros, como el arsénico y el flúor, pueden tener efectos nocivos.

Los científicos también han podido determinar que, pese a la baja movilidad ambiental demostrada por los elementos presentes en la ceniza volcánica, la gran cantidad que genera una erupción explosiva hace que los efectos sean significativos.

Fuente: Revista Equilibrio
Publicada: mayo de 2012 No. 45


No hay comentarios.

Deja un comentario