¿Eres un usuario responsable del auto? – ExpokNews

Te compartimos seis tips que te ayudarán a tener un consumo responsable

Una quincena ha pasado de este 2017 y algo parece claro: el gasolinazo llegó para quedarse.

El incremento de precios que ha comenzado a registrarse en algunos productos y servicios, como el caso del transporte en el Estado de México, ha dado lugar a que las protestas y saqueos -en lugar de apagarse- tomen nueva fuerza con llamados a boicots y a ampararse.

Con todo esto, el panorama no se prevé nada fácil. Pero, como decían las abuelitas, mientras son peras o son manzanas, ¿nosotros cómo le hacemos para que esta situación no complique aún más nuestra economía, asumiendo una postura responsable con el entorno que nos rodea?

Quizá la clave la encontremos si comenzamos a concebir el uso del automóvil y su consecuente consumo de gasolina como un servicio que debemos moderar, es decir, tener un uso responsable del automóvil.

Aquí seis cualidades que te permitirán darle un uso más responsable a tu vehículo

1-. No olvides el taller

Mantener tu automóvil en óptimas condiciones te permitirá incrementar el rendimiento del combustible. No olvides afinar el motor cada 6 meses o 10 mil kilómetros, ya que con esto puedes ahorrar entre 10 y 15% de tu consumo promedio de gasolina, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee).

Además revisa la presión de las llantas al menos una vez al mes, esto también te permitirá reducir el consumo de combustible.

2-. Conduce de manera económica

Existen varias técnicas que pueden ayudar a disminuir el consumo de gasolina y, con ello, ahorrar dinero, entre ellas están NO calentar el motor pues no sirve de nada y sólo significa un desperdicio de combustible.

Otras recomendaciones igual de importantes, de acuerdo con la Revista del Consumidor, son acelerar y frenar gradualmente, ya que pisar el acelerador o freno a fondo consume hasta cuatro veces más gasolina, y conducir a una velocidad media promedio tanto en la ciudad como en carretera. Recuerda no rebasar los límites de velocidad permitidos.

3-. Planea tu ruta

Busca rutas sin congestionamiento, más cortas y seguras, esto puede significar hasta 35% de ahorro en el gasto de combustible promedio según la Conuee.

En la siguiente herramienta de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes puedes obtener rutas en todo el país con tiempos y tarifas, además de proporcionarte un gasto estimado de combustible.

También puedes conocer los tiempos promedio y tarifas para llegar de un lugar a otro a través de algunas de las principales autopistas de la Ciudad de México y zona conurbada, con información que ponen a disposición las mismas concesionarias, tal es el caso del  Viaducto Bicentenario, la Supervía Poniente y la Autopista Urbana Norte de OHL México.

4-. Más personas por vehículo

Olvida los viajes individuales, un auto por persona ya no es responsable hoy en día. Ponte de acuerdo con compañeros del trabajo o la escuela para compartir la ruta y, claro, los gastos de gasolina, casetas y tag.

Los vehículos de alta ocupación (VAO) son la tendencia y en ciudades como Madrid, Barcelona y Granada ya gozan de incentivos particulares, como carriles exclusivos para ellos.

5-. No sólo se llega en carro

Si preguntando se llega a Roma, también es cierto que se llega de muchas formas. Así que bájate del auto cuando no sea necesario para tu ruta o tus horarios y ahórrate gasolina, tránsito y estrés.

Es cierto, ir en tu propio auto puede ser más “cómodo” y ni qué decir en defensa del transporte público, pero tampoco es una tragedia si un día a la semana dejas el carro en casa y pruebas otras rutas y transportes alternos como la bicicleta.

6-. Considera autos verdes

Si vas a comprar auto, toma en cuenta elementos como el rendimiento de gasolina y costos de mantenimiento para decidir cuál te conviene más. No dejes de analizar la posibilidad de adquirir algún modelo híbrido o eléctrico, de los cuales comienza a haber más oferta y, sin ninguna duda, cada vez veremos más circulando en las calles.

Revisa las medidas anteriores y aplica aquellas que puedas llevar a cabo. Esto reducirá el impacto a tu bolsillo por el gasolinazo y, de paso, estarás asumiendo con responsabilidad el incremento en los combustibles.

Acerca del autor

Alejandra Aguilar