¡Culpable! CEO más odiado del mundo condenado por fraude – ExpokNews

Entérate de lo que sucedió en el juicio ¡Tenemos detalles!

Lo llaman el hombre más odiado de Estados Unidos. Este apodo se le atribuye debido a que hace uno meses aumentó el costó a un 5000% de un medicamento para personas con sistema inmunológico bajo, como el SIDA y la Malaria, llamado Daraprim.

Martin Shkreli, de 34 años, fue inculpado en 2015 por fraude accionario, fraude bancario y conspiración. Un jurado conformado por 12 miembros, lo declaró culpable por tres cargos de un total de ocho en su contra, en una corte federal de Brooklyn, Nueva York.

El CEO más odiado del mundo enfrentaba hasta 20 años de prisión si era declarado culpable de los ocho cargos.

Las primeras declaraciones del CEO fueron que se encontraba “encantado” con el veredicto. Por su parte, su abogado Benjamin Brafman, planteó la posibilidad de una apelación.

Una de las acusaciones que eluden a Shkreli es el fraude a los inversionistas de más de 11 millones de dólares entre 2009 y 2014.

Los fiscales dijeron que el CEO hizo un mal manejo de los fondos de inversión Elea Capital, MSMB Capital y MSMB Healthcare.

Añadieron que mintió a los inversionistas MSMB capital y MSMB Healthcare y utilizó el dinero de su medicamento Retrophin como una alcancía para pagar a los inversionistas de MSMB y para cubrir préstamos personales y otras deudas.

El abogado del más odiado, dijo que su cliente era un “genio raro que en última instancia hizo a sus inversores más ricos”, “él nunca tuvo la intención de defraudar a nadie, es un chico honesto” de acuerdo con CNN.

“No estamos 100% satisfechos, estamos 90% satisfechos” añadió.

Por su parte, Shkreli no pudo ocultar lo extravagante que es. Mientras sus abogados discutían su caso, el se sentó en su asiento y parecía aburrido. Según informes, leyó libros de química orgánica y revistas médicas para permanecer ocupado durante algunos de los testimonios.

Cuando inició el juicio, el juez de distrito Kiyo Matsumoto castigó al CEO por hablar con los periodistas, donde los miembros del jurado podrían escucharlo después de entrar en una sala de comunicación.

Al salir de la sala de tribunal, Shkrelo estaba de vuelta en una zona cómoda, en casa en una habitación con música.

Shkreli todavía enfrenta cargos civiles de la Securities and Exchance y una demanda de 65 millones presentada por Retrophin.

“Es una victoria hueca si quiere llamarlo una victoria”, comentó el ex fiscal de la SEX, David Chase.

Acerca del autor

ExpokNews