6 consejos para crear excelentes campañas de marketing con causa – ExpokNews

¿Quieres armar una campaña de marketing con causa? ¡Te damos los mejores consejos para que sea un éxito!

A décadas del nacimiento del marketing con causa en el mundo corporativo, hay quienes aseguran que su tiempo de vida está por terminar debido al enfoque de las marcas con propósito y a que casi cualquier producto que se pone al alcance de los consumidores hoy, los invita a sumarse a una causa distinta; sin embargo más que eliminarlo por completo de la lista de herramientas con las que cuenta una organización para involucrar a sus stakeholders con su compromiso social, es necesario utilizarla adecuadamente como parte de una estrategia integral con un objetivo específico.

Para ello es fundamental comprender que el marketing con causa es un brazo más de la RSE, por lo que no representa en su totalidad el compromiso de una marca y no debe considerarse un sustituto de otros esfuerzos. ¿Sabes qué tienen en común las mejores campañas de marketing con causa?

1. Asegúrate de que la causa se alinea con tus valores

Antes de elegir vincular tu marca a una causa asegúrate de elegirla correctamente. Toma un momento para evaluar si se alinea con el modelo de negocio y con los valores de la organización; ¿de qué forma el apoyar esta causa te acerca al cumplimiento de tus objetivos?

Si al pensar en la causa puedes pensar en cualquier cosa menos en aquello que comparte con tu marca, entonces necesitas corregir el rumbo. Recuerda que cuanto más fuerte sea este vínculo, mayores posibilidades tendrás de conectar con tus stakeholders.

En 2014, por ejemplo, Uber se unió a la organización Mothers Against Drunk Driving (MADD), que promueve el consumo responsable de alcohol para prevenir accidentes y lanzó un código para que los usuarios pudieran añadir a su viaje.

Además de recibir un descuento, los usuarios contribuían a que Uber donara un dólar a MADD y 10 dólares en caso de adhesión de nuevos usuarios.

2. La causa NO es un argumento de venta

El caso de Uber nos lleva directamente a hablar sobre aquello que muchos piensan, pero casi todos callan. Los consumidores no comprarán un producto solo porque apoya a una causa determinada, no comprarán algo que no necesitan, no sacrificarán calidad y tampoco pagarán un precio exagerado por ello. La causa NO es un argumento de venta.

En este punto me atreveré a contar un experiencia personal. El día que conocí a los BabySan, yo estaba en una tienda departamental y los vi cerca del área de cajas. Llamaron mi atención primero porque su pañoleta los hacía ver como un muñeco distinto a lo que conocemos, luego porque su aroma es tan peculiar y notable que ciertamente puedes percibirlo mientras estás a un par de metros.

Me acerqué, tomé uno y noté que era un producto creado en colaboración de diferentes marcas y figuras públicas para apoyar a Fundación Santiago, una organización dedicada a ayudar a niños con cáncer. Me enamoré, y di un vistazo a la etiqueta esperando un precio demasiado elevado; no lo era, el precio era justo, la calidad del producto más que aceptable y el mensaje de la pañoleta del que tenía en mis manos, realmente inspirador: Mi nombre no es cáncer.

3. Fija objetivos realistas

Ya sea a través de un producto, mediante una subasta de caridad o donando un porcentaje de la compra total de cada consumidor, la idea es que tu empresa encuentre una alternativa que se adapte a su tamaño y sus posibilidades tanto a nivel operativo como económico.

Para ello debes conocer a profundidad todos los procesos de tu organización y armar un plan que aproveche al máximo los recursos con los que ya cuentas fijando metas alcanzables. Claro que hay límites que podrías superar, pero asegúrate de que la respuesta esté a tu alcance y no obstaculice el desarrollo de tu campaña o tu organización.

4. Fija métricas adecuadas

Define qué necesita tu campaña para ser considerada un éxito. Hazlo a través de indicadores clave que puedan medirse de forma cuantitativa, especifica qué debe hacerse, y establece tiempos límite.

Recuerda que estas métricas deben permitirte determinar el impacto social logrado a través de tu campaña, pero también la forma en que ésta benefició a la compañía.

Cuando Nestlé se comprometió a apoyar a las girlscouts a través de una edición especial de su chocolate Crunch, la empresa se compromete a donar un mínimo de 200 mil dólares para enviar a niñas de campamento, pero las ganancias de este producto ayudaron a elevar la cifra significativamente, demostrando que la campaña había sido un verdadero éxito entre sus consumidores.

5. Vuélvete relevante

Una vez que has identificado a tu audiencia y conoces los valores que comparte contigo, sus intereses, motivaciones y objetivos, piensa ¿de qué forma se relaciona tu causa con su vida cotidiana? Esta es la pregunta clave para involucrarla con tu compromiso y conectar con ella a nivel emocional.

Herramientas como el storytelling pueden ayudarte a conseguirlo, pero necesitarás evaluarlas a conciencia y encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades; pero cuidado, no caigas en la trampa de explotar estereotipos, en lugar de ello encuentra algo que emocione a tu público objetivo.

En 2013, IHOP México lanzó la campaña #IHOP4LOVE, que se centró en redes sociales, pidiendo a los usuarios que publicaron fotos de aquella cosa o persona que más aman con ese hashtag. Por cada publicación, la empresa donó 10 pesos a Diseña el Cambio, una organización que apoya la educación en nuestro país.

So happy! At last! #IHOP4Love

Una publicación compartida de Rulo Rangel (@rarangesc) el

#IHOP4love

Una publicación compartida de Adry Ortiz de Hernandez (@chibiryuchan) el

#iHOP4Love iHOP donará $10.00 por cada foto que subas con este hashtag. Amamos eso!

Una publicación compartida de Luis Maram (@luismaram) el

6. Sé transparente

En lo dicho, los consumidores están rodeados de productos que les prometen apoyar a una causa u organización determinada, así que tu campaña logrará destacar identificando a una audiencia y entendiendo sus motivaciones, pero de nada servirá si no consigues su confianza. La mayoría de las empresas parecen haberse olvidado de ello, así que para lograr que el marketing con causa realmente funcione es necesario comunicar la dinámica y los resultados de forma transparente.

Tu consumidor quiere saber exactamente qué porcentaje de su compra será destinado a la causa, qué organización o comunidad se verá beneficiada y en qué momento llegarán los recursos a su destino. Además necesita ser reconocido por su apoyo y conocer los resultados de su esfuerzo.

Da seguimiento a la campaña y comunica los resultados de forma transparente; de esta forma garantizarás su confianza y evitarás afectar la credibilidad de otras de tus acciones responsables en el presente y en el futuro.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.