7 preguntas que deberías hacerle a tu jefe – ExpokNews

Muchos trabajadores casi no hablan con sus jefes.
¡Averigua por qué es importante hacerles preguntas y cuáles funcionan mejor!

Tu jefe es la persona con la que tienes la relación más importante en la empresa donde trabajas. La mejor manera de construir relaciones con cualquier persona, tu jefe incluido, aunque seas un trabajador rebelde es haciendo preguntas, pidiendo opiniones, aceptando sus consejos y ayudando.

¿Por qué es importante hacerle preguntas a tu jefe?

El director de tu área es una persona que tiene mucha influencia en la compañía, tiene el poder de contratar y despedir, es el que toma las decisiones, está encargado de revisar tu trabajo, es el que influye en tus tareas y responsabilidades, tu salario y las posibilidades de que te asciendan o que te recomiende si por alguna razón tienes que buscar otro empleo. Además, de los gerentes depende la experiencia que un colaborador adquiera en la empresa donde trabaja. Muchos empleados renuncian solo porque no se llevan bien con su jefe. Para que no llegue a suceder eso, es muy importante la manera en la que construyes relaciones con tu superior.

Durante su clase en LinkedIn Learning sobre Construir Relaciones de Negocios, el asesor ejecutivo Simon Bailey animó a los empleados a preguntar a sus jefes siete preguntas que les ayudarán a formar una mejor relación.

7 preguntas para construir mejor relacion con tu jefe

1. ¿Cuáles son tus principales objetivos y preocupaciones?

Muchas veces los empleados se enfocan en sus propios problemas, luchas y desafíos, y se les olvida que los jefes también tienen retos, objetivos y problemas que necesitan soluciones. Si un colaborador quiere formar una mejor relación con su jefe y al mismo tiempo entender mejor el negocio, es necesario comprender mejor las cosas que le causan dolores de cabeza al director.

Esto propicia una buena oportunidad para construir relaciones con tu jefe, y averiguar qué lo mantiene despierto en la noche. El simple hecho de intentar entender los objetivos que tiene en su propio trabajo, no solo ayuda a mejorar la relación, sino a trabajar más estratégicamente, dijo Bailey.

2. ¿Me puedo encargar de algo que no te gusta hacer?

Al igual que cada empleado puede estar encargado de algo que no le gusta hacer, los jefes también tienen obligaciones que no disfrutan y quieren que otra persona se ocupe de eso. Hacer esta pregunta te ayudará a ganar la confianza de tu jefe. Ofreciendo tu apoyo en cualquier situación, sin importar si se trata sobre algo de la oficina o la vida en general, esto habla bien de la persona que quiere ayudar.

Bailey contó la historia de un empleado que le preguntó a su jefe justo esto último. El jefe estaba tan impresionado que lo puso a cargo cuando se fue de vacaciones, una señal de confianza. Lo más importante al hacer esta pregunta es que le demuestras a tu superior que te preocupas por la compañía y quieres hacer lo que puedas para ayudar. Sin embargo, el experto advierte que los empleados no deberían hacer esta pregunta si ya tienen demasiadas obligaciones en el momento.

Hacerle preguntas de tu jefe

3. ¿Quiénes son las personas con las que necesito formar relaciones?

El jefe siempre tiene una visión más amplia de la organización que los empleados. Eso le permite tener una mejor idea de las relaciones clave que necesitas construir y que te pueden ayudar a sobresalir en tu trabajo, dijo Bailey.

Es cierto que formar relaciones en el lugar de trabajo toma mucho tiempo, como en la vida o con los clientes, pero tiene muchos beneficios y ofrece diversas lecciones que te pueden ayudar en tu carrera y, al mismo tiempo, en la creación de una empresa más eficiente con colaboradores más comprometidos.

4. ¿Cuál es tu método preferido de comunicación?

Así como construir relaciones con los clientes no se puede hacer en tu plataforma favorita sino en la plataforma donde ellos pasan la mayoría de su tiempo, no es posible construir relaciones con tu jefe de una manera que no le siente bien.

Por ejemplo, en su curso Bailey dijo que una vez tuvo un jefe que le envió un mensaje de texto, pero lo que Bailey hacía era llamarlo, pero nunca contestaba las llamadas ni escuchaba el correo de voz: su jefe prefería los mensajes de texto. Pronto se dio cuenta que enviar mensajes era la mejor manera de comunicarse con su jefe y no hacerle llamadas.

Por ejemplo, tú puedes enviarle correos electrónicos a tu jefe, pero si no lee lo que escribes no solo es pérdida de tiempo, tampoco te ayuda a conseguir que formes una buena relación con él. Por eso, lo mejor en este caso es preguntar qué tipo de comunicación prefiere y adaptarte sin importar si se trata de WhatsApp, chat u otra herramienta.

5. ¿Qué contribuye más a tu éxito?

Tu jefe es una persona de quien puedes aprender muchas cosas y en muchos casos es posible que tenga experiencias similares a las tuyas.

Hacer esta pregunta te ayudará a recibir consejos valiosos sobre cómo avanzar en tu carrera y, al mismo tiempo, te ayudará a entender mejor a tu jefe, según Bailey.

6. ¿Qué habilidades necesito conocer y refinar?

La mayoría de los directores quieren ayudar a sus empleados a crecer y mejorar en su carrera. Esto se debe a que a mucha gente le gusta ayudar a otras personas con lo que pueden y porque, si los empleados se superan a sí mismos, se ven mejor también.

Por eso nunca falla hacerle la pregunta sobre las habilidades necesarias para convertirte en un colaborador más productivo, dijo Bailey.

7. ¿Qué puedo hacer para extender mis habilidades?

Puedes preguntar a tu jefe sobre cosas que puedes hacer que no estás realizando en el momento, dijo Bailey. Si tomas proyectos en asuntos en los que no tienes experiencia, aprendes rápido y continúas mejorando. Este tipo de tareas posiciona a tu jefe en el papel de mentor y así construyes una relación más fuerte entre los dos.

Estas preguntas te ayudan a lograr que seas el mejor aliado de tu jefe y permiten que su relación se fortalezca. Haciéndole este tipo de preguntas le facilitas la vida. Ofreciendo ayuda cuando no te la piden es algo que tu jefe no espera y habla de tu deseo de hacer cosas para mejorar los resultados de la empresa. Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a encontrar soluciones de problemas y a tener una relación transparente con tu jefe.

Es muy importante que tu gerente te desafíe con las tareas, crea en tu trabajo y te anime a conseguir logros importantes para tu carrera. Haciendo todo eso, tu jefe te está ayudando a crecer como profesional. Tener un director así en el lugar de trabajo no te va a dejar preguntándote si ya es hora de irte de la compañía o si deberías seguir allí. Tener este tipo de conversaciones con tu jefe te harán llegar a la oficina amando tu trabajo, en vez de esperar a que llegue la hora de salida. De esta manera, los jefes tendrán empleados comprometidos a los que les guste ayudar en la oficina, y los colaboradores podrán criticar a su jefe sin ser despedidos. Si tienen suerte, hasta pueden conseguir que los deje hacer home office los viernes.

Ahora que conoces la mejor manera de construir una relación amistosa con tu jefe, ve a su oficina y empieza a preguntar. ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Print Friendly

Acerca del autor

Daniela Lazovska