3 lecciones de Tomorrowland para transformar tu comunicación – ExpokNews

Transforma tu comunicación en RSE: habla positivo, sé propositivo y trabaja en equipo

Tomorrowland

Hay que decirlo, cuando se trata de responsabilidad social, las películas de Disney gozan de una muy mala reputación; la falta de diversidad en sus personajes, los estereotipos de belleza que las princesas imponen desde la infancia y los roles de género sexistas parecen haber invadido nuestras pantallas desde hace ya varias décadas, y aunque este gigante de la industria del entretenimiento ha emprendido ya varios esfuerzos por transformar sus historias a través de personajes de distintos orígenes étnicos y mujeres más empoderadas, lo cierto es que ninguno de ellos deja más claro su compromiso responsable que Tomorrowland.

Protagonizada por Goerge Clooney y Britt Robertson y dirigida por Brad Bird, esta cinta narra la historia de Casey Newton, una joven brillante y llena de curiosidad que un día encuentra un mundo fantástico al que buscará llegar con ayuda de Frank Walker, un niño genio ahora convertido en adulto que renuente la acompaña en busca de su destino: salvar al mundo de una destrucción inminente.

En este desconocido lugar situado en un tiempo y espacio distintos, Casey no sólo descubre que el destino de la humanidad esta plagado de violencia, hambre y desesperación, sino que el origen de estos problemas es desesperanza que se alimente de un mensaje constante de tragedia.

De esta forma, además del fuerte mensaje ambiental y social, el filme ofrece lecciones claras a gobiernos, empresas e instituciones sobre hacia dónde deben dirigir su comunicación.

1. Habla positivo

Gobiernos, empresas y organizaciones en todo el mundo luchan a diario contra la discriminación, el sexismo, la desnutrición, la violencia y la extinción; pero ¡eso de luchar suena tan complicado! ¿Por qué no transformar estos mensajes en una búsqueda constante de equidad, paz y conservación del medio ambiente?

Quienes lo han conseguido no sólo han logrado convertir los temas responsables en algo verdaderamente atractivo, sino también fortalecer el vínculo con sus stakeholders e incrementar en engagement con sus consumidores. Muestra de ello son las campañas realizadas por Dove para impulsar el empoderamiento de la mujer, la felicidad y solidaridad que hacen de Coca-Cola una marca realmente valiosa y la forma en la que H&M atrae a los mejores talentos. Ninguna de ellas lucha contra las enfermedades sociales, a menos no a través de su comunicación.

2. Sé propositivo

“Ya se que todo está mal, pero ¿cómo podemos resolverlo?” – Casey Newton.

Cuando Casey hace este cuestionamiento en clase, su profesor queda con la boca abierta y sin ninguna respuesta que pueda salir de sus labios, y esto es justo lo que parece suceder con muchas empresas y organizaciones. El mensaje de la lucha contante contra los problemas sociales y la ausencia de comunicación sobre los esfuerzos por avanzar por el camino correcto, crean una sensación de inevitabilidad y una impotencia global que nos hacen avanzar a mayor velocidad a la destrucción.

3. Recluta un equipo

Ninguna persona o corporación puede transformar el mundo y terminar con los problemas sociales por sí solo, necesita involucrar a sus stakeholders, crear alianzas y generar soluciones integrales que nos permitan avanzar en la dirección adecuada.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.